Premio

PREMIO CULTURA Y NOBLEZA: MECENAZGO, OBRA SOCIAL Y COLECCIONISMO

La historia de la nobleza constituye por sí sola una buena parte de nuestra Historia al ser protagonista de hechos importantes que la configuran y por el interés que en todo momento ha sentido por las manifestaciones culturales-artísticas, literarias, musicales, filosóficas o religiosas- como se demuestra con sus continuas obras de mecenazgo y coleccionismo y también por las obras sociales a través de fundaciones de capellanías y obras pías, sostenimiento de hospitales y conventos y donativos de todo tipo a otras clases sociales más necesitadas. No en balde, los Archivos de la Nobleza son una joya que ilustran a los estudiosos de  disciplinas en Humanidades o Ciencias Sociales con datos y noticias difíciles de hallar en Archivos estatales.

La Real Academia Sevillana de Buenas Letras, de carácter multidisciplinar y formada por literatos, historiadores, juristas, religiosos o médicos, desea el fomento del estudio de la nobleza en relación con cualquiera de estas manifestaciones culturales, que en nuestra región en general y en la ciudad de Sevilla en particular, tiene un peso decisivo e indiscutible. Por todo ello, acudió a la Real Maestranza de Caballería, exponente máximo de la nobleza sevillana y mecenas indiscutible de proyectos sociales y culturales, con el fin de que se creara un Premio de Investigación que promoviera estos estudios en nuestras Universidades, algo que por otra parte está de plena actualidad porque incide directamente en la Historia de las mentalidades, tan en boga hoy día. Aceptado el proyecto por la Real Maestranza, ambas instituciones decidieron convocar un Premio de investigación anual, que con el título genérico de Cultura y Nobleza: Mecenazgo, Obra Social y Coleccionismo, estuviera dirigido a todos aquellos países o zonas que hayan estado vinculados en algún momento a España y especialmente a Andalucía. El premio cuenta con una dotación de 12.000 euros y el compromiso, si procediera, de su publicación.

Relación de los trabajos premiados:

  • Faustino Menéndez-Pidal de Navascué: Los emblemas heráldicos, novecientos años de historia (2012).
  • Juan Montero Delgado, Carlos Alberto González Sánchez, Pedro J. Rueda Ramírez y Roberto Alonso Morán: De todos los ingenios los mejores. El condestable Juan Fernández Velasco y  Tovar (c. 1550-1613) (2013).
  • Rafael Sánchez Saus: La Sevilla de Guiomar Manuel. Un ejemplo de evergetismo medieval y cristiano (2014).
  • Francisco Montes González: Mecenazgo virreinal y patrocinio artístico. El  Ducado de Alburquerque en la Nueva España (2015).
  • Hugo  O’Donnell Duque  de Estrada: Los siete mundos de Pintado. El medio siglo vital de Manuel López Pintado (1677-1745) (2016).